Cadera

Home / Cadera

Foto Cadera

La articulación de la cadera es muy importante debido a que es la que une la parte superior del cuerpo con la parte inferior. Se encarga de repartir el peso del cuerpo hacia los miembros inferiores. Es la que nos permite la posición bípeda y por consiguiente la marcha. Tiene una gran movilidad, ya que se mueve en los 3 planos del espacio. No posee grandes estabilizadores, por lo que es relativamente fácil que se luxe.

Los problemas más frecuentes a este nivel son:

LUXACIÓN DE CADERA

Se produce por un traumatismo, el cual provoca que la cabeza del fémur pierda su congruencia articular con la cavidad glenoidea. La luxación más frecuente es la posterior, producida normalmente por una fuerza anteroposterior cuando nos encontramos en posición sentada. Cuando se produce una luxación puede haber también daños asociados, como daños ligamentosos, lesiones nerviosas, arteriales, etc.

SINDROME PIRAMIDAL

Se produce un atrapamiento del nervio ciático cuando pasa junto al músculo piramidal. El nervio piramidal pasa muy cerca de dicho músculo y algunas personas incluso lo perfora. Es por ello que cuando se produce una lesión en el músculo piramidal se puede producir el atrapamiento del ciático. La sintomatología es parecida a la ciática, con dolor al realizar movimientos de cadera, al andar, etc. La mayor diferencia es que en el síndrome del piramidal, el dolor no baja más allá del hueco poplíteo.

OSTEOPOROSIS

Se produce la pérdida de densidad ósea en la articulación de la cadera, normalmente en la cabeza del fémur. Al ser una articulación que soporta y distribuye el peso del cuerpo, puede provocar, en casos avanzados de osteoporosis, una fractura de la cabeza femoral.

ARTROSIS

Se produce el desgaste del cartílago articular de la cadera, produciéndose la erosión de las superficies articulares, con la consiguiente degeneración producida por el proceso artrósico. La sintomatología que reproduce es la propia de una artrosis, con aumento del dolor al caminar, limitación de la movilidad, etc.

PUBALGIA

La pubalgia se produce por irritación de los tendones que se insertan en el pubis. El pubis es el hueso que se encuentra en la parte inferior de la ingle. En dicho hueso se insertan los tendones de los aductores (por la parte inferior) y del recto anterior del abdomen (por la parte superior). Si se produce algún daño que afecte al equilibrio tensional normal en esta zona (como un sobreesfuerzo, un traumatismo, un mal gesto, etc.) se provoca la inflamación de alguno de los tendones que se insertan aquí, provocando dolor. La sintomatología sigue las mismas pautas que una tendinitis (dolor a la palpación, dolor al estiramiento y dolor a la contracción). Algunas veces la pubalgia está provocada por un espasmo muscular y otras está provocada por un sobreestiramiento del músculo. En ambos casos la sintomatología es la misma, solo difiere la causa.